Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Autor |_ - Blog Banner
Leer Más
Paúl Miguel Ortega González - Rinspeed Splash el auto deportivo que sabe nadar - rinspeed-splash.jpg

Rinspeed Splash el auto deportivo que sabe nadar

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en Apr 26, 2021

    El Rinspeed Splash sobre el asfalto alcanza velocidades de 200 km/h. Rinspeed Splash es un auto deportivo poco tradicional que no solo pretende generar adrenalina en las carreteras sino también sobre el agua. Este auto incorpora un sistema de propelas que le permite moverse sobre el agua.

rinspeed-splash.jpg

El Rinspeed Splash usa un sistema de «hidroalas» para moverse sobre el agua.

    El sistema de propelas es de accionamiento hidráulico y basa su funcionamiento en un sistema de «hidroalas» (hydrofoil) que elevan el auto 2 metros sobre el nivel del agua y disminuyen su resistencia. El cuerpo del automóvil es totalmente hermético e incorpora unas cámaras de flotación para mejorar su rendimiento en el agua. Usa gas natural para ser amigable en los ambientes en que se mueve.

    Este auto es creación de la empresa suiza Rinspeed propiedad de Frank M. Rinderknecht y puede alcanzar una velocidad en tierra de 200 km/h (125 mph) y la impresionante velocidad en el agua de 45 nudos (231.5 km/h). Suficiente para satisfacer a los amantes de la velocidad tanto en la tierra como en el agua e incluso capaz permite realizar deportes acuáticos como el Sky o el knee boarding.

El Rinspeed Splash ya se presente con éxito en el Geneva Motor Show y seguramente será un «juguete» que dará mucho de que hablar en el mundo del motor.

    La idea no es muy novedosa, pues hay otros modelos parecidos. Pero, en esta ocasión, el Splash bate récords al poder navegar a una velocidad de 45 nudos, unos 80 km/h. Para alcanzar esta cifra, el vehículo dispone de un ingenioso sistema de flotación. El conductor acciona unos mandos y donde antes había ruedas brotan unos brazos que, a modo de patines, sostienen al coche sobre el agua, como si fueran las quillas de un peculiar catamarán.

    También brota una hélice que, unida a una barra de trasmisión, se encarga de propulsar a tan sorprendente embarcación. Así, “suspendido" a 60 cm sobre el agua, el Splash alcanza sus mejores marcas de velocidad. Pero también puede funcionar como un anfibio normal, es decir, flotando directamente. En estas condiciones, puede llegar a los 28 nudos, unos 50 km/h, suficiente rapidez como para utilizarlo de remolque de esquís acuáticos.El motor que emplea este original medio de transporte es de gas natural, un elemento que apenas contamina. Es el primer anfibio que emplea este tipo de energía. Este propulsor tiene dos cilindros y cubica 0,75 litros. Entrega un total de 140 CV y un par máximo de 15 mkg. gracias a su turboalimentación. Como el coche apenas pesa 825 kg, la aceleración es muy buena: 5,9 segundos en el 0-100 km/h. Su velocidad máxima en tierra es de 200 km/h.

0 comentarios