Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Autor |_ - Blog Banner
Leer Más
Paúl Miguel Ortega González - Un pez robot se mimetiza para estudiar los ecosistemas marinos - Un-pez-robot-se-mimetiza-para-estudiar-los-ecosistemas-marinos.png

Un pez robot se mimetiza para estudiar los ecosistemas marinos

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en Dec 20, 2019

    Un equipo del Laboratorio de Informática e Inteligencia Artificial del MIT (Cambridge, EE UU) ha desarrollado un pez robótico blando, denominado SoFi, que puede nadar junto a peces reales en el océano sin espantarlos.

    SoFi no es el primer pez robot diseñado para uso científico, pero sí reúne una serie de innovaciones diferentes que le otorgan una ventaja única, como su elegancia y la naturalidad de sus movimientos.

    El autómata nada ondulando la cola a imitación de otros peces y puede controlar su propia flotabilidad. Es capaz de realizar un estudio en tiempo real de los ecosistemas marinos de forma no instrusiva, mediante su cámara integrada. Su diseño flexible también le permite acceder con facilidad a zonas subacuáticas complejas, como los arrecifes de coral, con ágiles maniobras.

    Su carcasa está hecha de plásticos impresos y moldeados en 3D, lo que significa que es económico y rápido de fabricar y podrá ser replicado de manera sencilla. Va dotado de un tanque de flotabilidad lleno de aire comprimido que permite ajustar su profundidad.

    SoFi cuenta con un sistema de control personalizado, que utiliza ráfagas de audio codificadas para transmitir instrucciones de un operador humano.

    Este pez robótico puede nadar semi-autónomamente, y seguirá en una dirección específica sin supervisión, pero cualquier persona en remoto puede dirigirlo hacia la izquierda o hacia la derecha, arriba y abajo, usando un controlador SNES modificado.

     Lo más importante, sin embargo, es el sistema de propulsión de SoFi. Se trata de un poderoso impulsor hidráulico que bombea agua dentro y fuera de un par de cámaras internas, moviendo su aleta caudal hacia adelante y hacia atrás. No solo es más silencioso que el uso de hélices, sino que también es menos peligroso, ya que no hay partes móviles filudas. Le permite también camuflarse mejor.

     El invento de este robot blando fue publicado en la revista Science Robotics.

0 comentarios