Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Autor |_ - Blog Banner
Leer Más
Paúl Miguel Ortega González - La inmunoterapia se abre paso más allá del cáncer - 5756e06083084.jpeg

La inmunoterapia se abre paso más allá del cáncer

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en Dec 20, 2019

    Hay vida más allá del cáncer. También para la inmunoterapia. Esta familia de fármacos, que se encargan de despertar al sistema inmune para que ataque las células tumorales, ha revolucionado el pronóstico de algunos tumores muy agresivos en la última década y apunta a conseguir lo mismo en otras patologías no oncológicas. La investigación todavía está en los albores, pero los primeros resultados son alentadores. El Institut de Recerca de Barcelona (IRB) ha reunido esta semana en Barcelona a expertos internacionales para abordar este nuevo paradigma y, durante el encuentro, se han puesto sobre la mesa estudios realizados con ratones donde se prueba la potencial eficacia de estos fármacos para combatir el parkinson o la fibrosis pulmonar, entre otras dolencias.

    Los fármacos inmunológicos, lo que actualmente se conoce como 'inmunoterapia', tienen una función clara: incitar al sistema inmunitario a atacar las células cancerosas. Uno de los métodos de inmunoterapia más utilizado es el basado en los anticuerpos "monoclonales", utilizados para liberar los 'frenos' del sistema inmunitario. En concreto, las vías PD-1/PD-L1 y CTLA-4, conocidos como 'puntos de control inmunitarios (inmune checkpoints), son uno de los puntos clave de todo este proceso. Muchos tipos de cáncer los utilizan para evadir el sistema inmunitario, pero estas vías se pueden bloquear con anticuerpos específicos denominados inhibidores de los puntos de control inmunitarios. Una vez que es despojado de estos 'frenos' y es capaz de encontrar las células cancerosas, el sistema inmunitario será capaz de detectar, detener o desacelerar el crecimiento del tumor.

    Algunos fármacos inmunoterápicos, con el mismo mecanismo de acción que se emplea en el cáncer, ya han mostrado sus efectos con modelos ratones. Por ejemplo, en alzhéimer. En 2016, un grupo de investigadores publicaron en Nature un estudio en el que se demostró que, al bloquear el PD-1 uno de esos frenos que se ponen a los linfocitos para neutralizarlos, el sistema inmune logra eliminar las placas de beta-amiloide en el cerebro, características del alzhéimer, y mejorar el rendimiento cognitivo.

0 comentarios