Paúl Miguel Ortega González Ingeniero de Sistemas Paúl Miguel Ortega González home page:
Autor |_ - Blog Banner
Leer Más
Paúl Miguel Ortega González - El Amphicar, un auto acuático del pasado que dejó huella - 1420584918IMG_7000.jpg

El Amphicar, un auto acuático del pasado que dejó huella

Publicado por: Paúl Miguel Ortega González, en Sep 24, 2020

    Muchos quizás no conocen este vehículo y es más, ni siquiera se imaginan que una vez alguien invento un coche anfibio u acuático, es decir, un coche que después de recorrer las carreteras tenía la virtud de entrar a cualquier lago, rio e incluso al mar sin bajarse del vehículo, ¿se lo puede usted imaginar? Que fabuloso auto de aquellos años, y sí, aquellos años, porque aunque le parezca mentira estamos hablando de un clásico fabricado en la década de los 60 llamado el Amphicar Modelo 770, presentado en el auto show de New York en el año de 1961 más sin embargo, fue fabricado en Alemania occidental pero comercializado en los estados unidos desde el 1961 hasta el 1967.

 

 

El Amphicar, un auto acuático del pasado que dejó huella

La Historia

     El causante de este extraordinario invento fue el diseñador alemán Hans Trippel quien a su vez era quien diseñaba las puertas del modelo Mercedes-Benz Gullwing, Troll y por supuesto el Amphicar quien es nuestro protagonista de este especial. Debemos recordar que este tipo de autos especiales eran solo para el uso militar; y en este caso de uso militar alemán, sin embargo, después de la guerra, este ingeniero diseñador decidió atreverse a inventar y crear un auto anfibio civil y libre del domino militar, pero con respecto al auto anfibio militar el Amphicar era algo bastante modesto, porque el que le pertenecía a las fuerzas almenas era de la marca Volkswagen bajo el nombre de Schwimmwagens, y en honor a la verdad era bastante poderoso con su gran cuerpo rustico y robusto, todo un soldado de guerra.

El Amphicar, un auto acuático del pasado que dejó huella

Cómo era el Amphicar por fuera

     La parte frontal era sin parrilla, porque sencillamente el motor estaba ubicado en la parte trasera por la simple razón de que al entrar al agua el Amphicar necesitaba romper el agua, es decir, su frente ofrecía cierto aerodinamismo y por supuesto totalmente cubierto de acero dulce como diseño obvio, el agua no podía entrar a la cabina del auto, y a pesar de eso ofrecía un pequeño y delgado paragolpes porque a fin de cuentas también era un coche terrestre y debía cumplir con los estándares automotrices. El capo era el maletero cual Volkswagen Escarabajo, sin moldura alguna, totalmente liso, los faros delanteros eran totalmente redondos con marco de platina cromada aunado a dos pequeños faros de cruce justo al lado de cada faro principal delantero.

   El parabrisas era lo suficientemente grande con respecto a su tamaño con dos cepillos limpia parabrisas tradicionales. Los costados eran lisos medio redondeados y elegantes a excepción de una platina cromada horizontal que cruzaba el vehículo de adelante hacia atrás. Por otro lado, llegando a la parte trasera lo que hubiese sido el maletero fue ocupado por el motor, típico diseño alemán, y allí detrás encontramos aparte de las luces la propulsión de agua proporcionada por dos hélices justo debajo del paragolpes trasero.

Producción

   Como ya les hemos venido indicando la producción de este vehículo comenzó en el de 1961, luego se produjo otra tanda desde 1963 hasta 1965 y cabe destacar que se vendieron solo 3.878 ejemplares en todo su producción. Otra cosa muy peculiar que no podemos dejar pasar es que los Amphicar se titulaban no el año en que fuesen fabricados, sino en el año en fueron sacados al marcado, es decir, un Amphicar que se produjo en el 1965 pudo haberse titulado en el 1968 si ese fuese el año en que lo lanzaron al mercado y no en el cual fue fabricado.

0 comentarios